Hogar dulce hogar

Principales riesgos para los niños en diferentes lugares de la casa, y qué medidas tomar para prevenirlos.

PISCINA

Riesgos

El ahogamiento en piscinas es una causa frecuente de muerte en niños de 1 a 5 años, aunque ocurre en todas las edades. Este accidente se puede evitar la mayoría de las veces si se tienen en cuenta algunas normas relativamente simples.

Prevención

  • Aprender a nadar. Impulsar por todos los medios la enseñanza organizada, placentera y completa de nadar correctamente a todos los niños a partir de los 4 o 5 años.
  • Utilización de chalecos salvavidas o similares.
  • Visión permanente: implica mirar y vigilar al niño constantemente cuando se encuentra cerca o dentro del agua.
  • Enseñar a los niños a pedir auxilio y a respetar las indicaciones de los guardavidas sea en la piscina o en el mar.
  • Enseñar a los niños a no emitir falsos pedidos de auxilio, así como a evitar con otros niños los “juegos de manos” en la piscina.
  • Cercado de la piscina: toda piscina debe tener un cerco que la rodee por completo de una altura mínima de 1 m (óptimo 1,5 m), con una puerta de acceso que no pueda ser abierta de ninguna forma por los niños.

COCINA

Riesgos

  • Mangos de utensilios de cocina asomando de las mesadas o cajones mal cerrados.
  • Cubiertos al alcance de las manos (especialmente si son de colores llamativos).
  • Diversos artefactos eléctricos.
  • Comidas y líquidos muy calientes.
  • Perillas de cocina que pueden abrirse fácilmente (salida de gas).
  • Puertas de hornos.
  • Frascos y vasos de vidrio que se rompen con facilidad.
  • Envases variados (especialmente de gaseosa o de jugo) usados para almacenar productos potencialmente tóxicos por ingestión o por contacto, que los más pequeños pueden agarrar o tomar por error.
  • Artefactos electrodomésticos de riesgo: microondas, multiprocesadoras, cuchillos eléctricos, etc.
  • Medicamentos guardados en la heladera al alcance de los niños. La ingestión involuntaria o voluntaria por parte de los niños puede provocar intoxicaciones.

Prevención

  • La mejor prevención es la supervisión permanente de un adulto responsable. Un minuto sin “vigilancia” puede ser suficiente para generar una situación de riesgo.
  • No dejar nada sobre mesadas que pueda ser visto por los niños desde abajo.
  • Cocinar y calentar siempre en las hornallas de la parte posterior de la cocina.
  • Los mangos o manijas de los recipientes que están en el fuego deben orientarse hacia adentro para que los niños no puedan alcanzarlos.
  • Cerrar la llave de entrada de gas en la cocina cada vez que no se esté utilizando.
  • Colocar protección contra descargas eléctricas de la instalación (disyuntores).
  • Guardar lejos del alcance de los niños vasos y botellas de vidrio, así como también cubiertos, abrelatas, sacacorchos, etc.
  • Guardar los envases de productos potencialmente tóxicos (de cualquier tipo) y de limpieza, en lugares altos y en lo posible bajo llave. Es importante mantener los productos tóxicos en su envase original. No usar envases de gaseosa o vasos para guardarlos.

BAÑO

Riesgos

  • Ahogamiento por inmersión; es importante saber que un niño pequeño puede ahogarse en muy pocos centímetros de agua, sin ruido y en pocos segundos.
  • Las bañeras “cóncavas” y el piso mojado son causa frecuente de caídas y de golpes con otros elementos del baño.
  • Traumatismo de pene con la tapa del inodoro.
  • Quemaduras con agua caliente.
  • Quemaduras con calefactores.

Prevención

  • Tener a mano todos los elementos necesarios para la higiene del pequeño antes de comenzar.
  • No dejar NUNCA a un bebé solo en el baño, así como tampoco al cuidado de otro menor. Un niño menor de 6 años NUNCA debe quedar solo en el baño cuando la bañera está llena, aunque se encuentre fuera de ella o vestido y no se prevea bañarlo en ese momento.
  • En caso de recibir una llamada telefónica, no atender el teléfono hasta sacar al bebé del agua.
  • En la bañera no ofrecer juguetes pequeños o desarmables porque mojados o enjabonados pueden ser tragados fácilmente.
  • Vaciar por completo la bañera inmediatamente después de usarla: recordar que un niño puede ahogarse en pocos centímetros de agua.
  • La tapa del inodoro debe estar baja, ocluyendo el orificio. Los niños no se deben parar sobre ella ya que su resistencia es relativa.
  • El piso de cualquier tipo de bañera o ducha debe ser de material antideslizante. La presencia de barrales para sujetarse al entrar o salir de ellas (colocados a la altura de los niños) evita caídas y resbalones.
  • No permitir que un niño camine en la bañera por el peligro de una caída.
  • El termostato del agua caliente debe regularse por debajo de los 50º C.
  • La instalación eléctrica debe ser segura, poseer disyuntor y los enchufes deben estar altos.
  • No dejar aparatos electrónicos al alcance de los niños (por ejemplo, secador de pelo o afeitadoras) aunque estén desenchufados.
  • No dejar medicamentos ni sustancias tóxicas al alcance del niño.
  • No dejar objetos cortantes ni punzantes al alcance del niño.
  • Mantener el piso seco.

DORMITORIO

Riesgos

  • Dejar al bebé solo arriba de la cama o el cambiador.
  • Las llaves puestas en las cerraduras de los placares son una tentación para los más pequeños que se llevan a la boca todo lo que encuentran a su alcance.
  • Los cajones de los placares generan el riesgo de aprisionamiento de los dedos al cerrarlos. Hay que tener en cuenta que los cajones con sistema de riel para abrir y cerrar son muy peligrosos si se utilizan como juego.
  • Las mesas de luz cubiertas con cristal pueden causar cortes y heridas en caso de rajadura o ruptura del vidrio por golpes.
  • Usar los cajones de la mesa de luz para guardar, tijeras, alicates, fósforos, medicamentos, etc.
  • Poner especial cuidado en la manera en que se guardan los remedios que el niño debe tomar por indicación médica durante la noche, ya que a estas horas la somnolencia del adulto podría llevar a la administración de un remedio equivocado.
  • Cerraduras o trabas en el interior de la puerta de acceso.
  • Manteniendo la privacidad, no “encerrarse” para cambiarse, y menos aún, con llaves internas.
  • Camas debajo de las ventanas porque permiten el acceso a las mismas.
  • Aparatos para colocar pastillas anti mosquitos. Los niños pueden agarrar las pastillas y chuparlas o comerlas. También pueden quemarse con ellos.

Prevención

  • Es importante no dejar al bebé solo sobre la cama o en el cambiador por ningún motivo.
  • Son preferibles los estantes a los cajones, pues no tienen el riesgo de aprisionar los dedos al cerrarlos.
  • Es conveniente evitar el cristal en la parte superior de las mesas de luz y todo otro mobiliario.
  • La mesa de luz de los padres no debe contener objetos que sean peligrosos para los niños.
  • Si es preciso administrar al niño un medicamento durante las horas de la madrugada, dejar solamente el que tenga indicado para esa hora y guardar los demás en un lugar seguro.
  • Las camas no deben colocarse debajo de las ventanas.
  • Las pastillas anti mosquitos y los aparatos para su uso deben estar fuera del alcance de los niños.

BALCONES Y TERRAZAS

Riesgos

  • La caída al vacío produce por lo general traumatismos muy graves.

Prevención

  • Tanto en una casa como en un edificio se debe colocar una protección metálica o red hasta el techo de aproximadamente 1.70 m de altura para cerrar los balcones y terrazas.
  • En caso de utilizarse redes en lugar de protección metálica es necesario controlar habitualmente la firmeza y las condiciones de seguridad que estas ofrezcan.
  • Los niños no deben permanecer solos en balcones y terrazas.
  • Controlar que las barandas se encuentren en perfectas condiciones y que cerca de ellas no exista ningún elemento sobre el que el niño pueda treparse para superar el cerramiento.
  • Las barandas no deben permitir el paso de la cabeza, los brazos o las piernas de los niños pequeños.
  • La terraza no debe ser un lugar de juego para los niños, ya que, a los riesgos habituales de un patio a nivel, se agrega la posibilidad de caídas, aún en presencia de adultos.
  • El uso del andador no es aconsejado por los pediatras por los riesgos que implica en diversos ambientes y en especial cerca de escaleras o desniveles.

Fuente: “Esparza Olcina MJ, y cols. Prevención de lesiones infantiles por accidentes”

SUMMER Tips

Te dejamos un par de consejos para que disfrutes de un verano súper divertido y saludable.

Cuidar tu piel del sol.

Es importante cuidar tu piel todos los días del año, pero en verano es imprescindible. Seguí estos consejos para disfrutar al aire libre:

  • Utilizá siempre protector solar, preferentemente factor 50.
  • Evitá exponerte al sol entre las 11 y las 16 horas.
  • Mantenete siempre hidratado.
  • Seguí las recomendaciones de tu dermatólogo.

¿Qué hacer si me pica una aguaviva?

Acá te dejamos algunos consejos prácticos para saber cómo actuar ante la picadura de una aguaviva.

  • Salí inmediatamente del agua y evitá rascarte.
  • Lavá la zona de la picadura con agua de mar.
  • Nunca te frotes la piel con arena, ni enjuagues con agua dulce, esto dispersa la toxina y aumenta la irritación.
  • Para clamar el ardor, aplicá vinagre en la zona afectada.
  • En caso de presentar dificultades para respirar, inflamación en la lengua, molestias en todo el cuerpo, o que la picadura sea en el ojo o en la boca, buscá asistencia médica rápidamente.

Otitis: un clásico del verano.

Con la llegada del verano, los niños pasan más tiempo realizando actividades al aire libre y el riesgo de padecer otitis infantil aumenta. Por eso hoy te brindamos algunos consejos para prevenir esta enfermedad y poder disfrutar del verano junto a los más chicos:

  • Te recomendamos que los niños utilicen tapones y además se sequen bien los oídos después de cada baño.
  • Evitá el uso intenso del aire acondicionado ya que estos aparatos reducen la humedad ambiental, lo que afecta las vías respiratorias y consecuentemente al aparato auditivo.
  • No bañarse en aguas contaminadas. Las infecciones de oído también pueden aparecer con los baños en aguas que no estén lo suficientemente limpias, como por ejemplo en ríos. Por este motivo, te recomendamos evitar ir con los niños a espacios que no cumplan con los requisitos mínimos de higiene para impedir que se introduzcan gérmenes en sus oídos.

Seguí estos consejos y viví un verano inolvidable.

SUMMUM